Cuidados especiales en perros y gatos de edad avanzada

cuidados geriatricos para mascotas

A partir del 15 de noviembre empezamos en la Clínica Veterinaria Pica una campaña para nuestras mascotas geriátricas. Como comentábamos en otros artículos de nuestro blog, es importante en los animales ancianos mantener controles periódicos para la prevención de futuras enfermedades que suelen estar relacionadas con una edad avanzada. El objetivo de este artículo es dar a conocer a los propietarios las enfermedades más comunes en las mascotas geriátricas y la sintomatología más típica que pueden mostrar aquellos animales que las padezcan.

ENFERMEDADES MÁS COMUNES EN PERROS MAYORES

enfermedades en perros de edad avanzada

PROBLEMAS DE CORAZÓN O CARDIOPATÍAS EN PERROS ANCIANOS

Una de las afecciones más típicas que presentan los perros de avanzada edad son las cardiopatías, o las enfermedades del corazón. La enfermedad cardiaca por excelencia en perros ancianos son las miocardiopatías dilatadas, las cuales se producen por un fallo en el vaciado de sangre por parte del corazón durante su contracción, provocando un aumento del tamaño del órgano y desembocando en una insuficiencia cardiaca. La mejor forma de diagnosticar este tipo de procesos de forma precoz es mediante una ecocardiografía. La causa más frecuente se debe a la degeneración de una de las válvulas que permite el paso de la sangre a través de las cavidades del lado izquierdo del órgano. Los síntomas más comunes en los perros que sufren este tipo de enfermedades son, principalmente, intolerancia al ejercicio y toses que incrementan en ocasiones en las horas de sueño. En los casos más avanzados pueden existir complicaciones, como acumulación de líquido en el abdomen (ascitis) o en las extremidades.

ENFERMEDADES ENDOCRINAS EN PERROS ANCIANOS

Otro tipo de patologías que pueden presentar los pacientes geriátricos son las enfermedades endocrinas. En perros mayores es frecuente encontrar alteraciones en las glándulas adrenales que provocan un hiperadrenocorticismo o síndrome de Cushing. Esta alteración endocrina cursa con un aumento de cortisol en sangre que desemboca en manchas en la piel y otras alteraciones dérmicas como alopecias bilaterales o adelgazamiento de la piel, aumento del consumo de agua, se orinan en casa  y letargia en casos avanzados. La diabetes mellitus es otra patología común en animales de edad avanzada, siendo los síntomas habituales el aumento de consumo de agua y comida, se orina en casa, cistitis recurrentes, aparición de cataratas y en casos avanzados letargia, anorexia, vómitos, deshidratación y pérdida de peso. Siguiendo con las enfermedades endocrinas en perros de edad avanzada y para finalizar, el hipotiroidismo también se encuentra en una de las alteraciones hormonales más destacadas en estas mascotas geriátricas. El déficit en la producción de T3 y T4 da lugar a la aparición de alopecias bilaterales, cola sin pelo e  hiperpigmentación, mala cicatrización, infecciones dérmicas, ausencia de celo en hembras no castradas y depósitos de grasa en los ojos (lipidosis corneal).

ENFERMEDADES MÁS COMUNES EN GATOS MAYORES

enfermedades en gatos de edad avanzada

LOS PROBLEMAS DE CORAZÓN O CARDIOPATÍAS EN GATOS ANCIANOS

Siguiendo con la misma tónica, en el caso de los gatos de edad avanzada son más frecuentes las miocardiopatías hipertróficas. Afecta a una de las cavidades del corazón izquierdo (ventrículo) y se debe a un fallo en el cierre de la válvula por un aumento de la presión en el ventrículo. Los síntomas que vamos a encontrar en estos animales son intolerancia al ejercicio, falta de apetito, problemas respiratorios y una parálisis parcial en una o dos de las extremidades traseras por tromboembolismos. Del mismo modo que pasa con los perros, la mejor forma de diagnosticar de forma precoz esta enfermedad es mediante una ecocardiografía. Otra enfermedad del aparato circulatorio que se puede encontrar en gatos ancianos es la hipertensión arterial sistémica. En gatos de muchos años puede estar relacionada con el hipertiroidismo o con las enfermedades renales. Los órganos diana de este proceso son los ojos (ceguera súbita por desprendimiento de retina), los riñones y el encéfalo (manifestaciones nerviosas). Para diagnosticar esta patología es conveniente medir la presión arterial cuando el animal visite el centro.

LAS ENFERMEDADES ENDOCRINAS EN GATOS ANCIANOS

A diferencia de los perros, donde describimos el hipotiroidismo como una de las enfermedades endocrinas más comunes en ancianos de esa especie, en los gatos encontramos con más frecuencia el hipertiroidismo, un exceso de producción de las hormonas T3 y T4, que cursa con aumento del consumo de alimento y pérdida de peso por un mayor gasto energético, alopecias localizadas, aumento del consumo de agua y de comida, diarreas, vómitos, jadeo y disnea.

INSUFICIENCIA RENAL CRÓNICA EN PERROS Y GATOS DE EDAD AVANZADA

Tanto en perros como en gatos es relativamente frecuente encontrar enfermedades del tracto urinario, destacando la insuficiencia renal crónica. Esta patología puede desarrollarse a partir de una cardiopatía, neoplasias, por causas inflamatorias o infecciosas, obstrucciones crónicas o por exposición continuada a cierto tipo de fármacos. Las manifestaciones clínicas en este tipo de procesos son, principalmente, pérdida de peso, mala condición corporal, aumento en el consumo de agua (en perros) y orina en casa y en casos avanzados, falta de apetito. Son manifestaciones muy generales, por lo que para facilitar el diagnóstico precoz de esta enfermedad se recomienda un análisis sanguíneo de control y así abarcar la afección lo antes posible para aumentar la calidad de vida del animal.

ARTROPATÍA DEGENERATIVA EN MASCOTAS ANCIANAS

La artropatía degenerativa y osteoartritis es una afección crónica y progresiva que sufren las articulaciones, en las que hay una destrucción de los cartílagos que protegen esta zona y una síntesis de hueso anómalo que agrava el proceso. Puede afectar a una sola o a variar articulaciones. Aquellos animales que presentan osteoartritis manifiestan dolor o molestias al caminar, cojeras, pasan más tiempo tumbados en su cama, se quejan cuando se les coge e incluso pueden presentar parálisis completas o parciales si la lesión se encuentra en la columna vertebral. La mejor forma de prevenir esta enfermedad es manteniendo a la mascota con un pienso adecuado a sus características y con unas bases nutritivas equilibradas y evitando el sobrepeso, ya que puede agravar las lesiones que provocan este tipo de degeneraciones óseas.

 

Como os decíamos al principio de este artículo, nuestros peludos amigos cuando van teniendo cierta edad, al igual que las personas, deben cuidarse un poquito más. Ese es el motivo porque desde el 15 de noviembre hasta el 15 de diciembre estamos realizando una campaña especial en nuestra clínica dirigida especialmente a estas mascotas. No dejeis de coger cita y hacerle un buen chequeo.   Os esperamos.

Enriquecimiento ambiental en felinosUn cachorro de perro o gato trae felicidad a la familia