El verano es una estación genial para disfrutar con nuestro perro del buen tiempo con los planes al aire libre y en las playas con acceso a perros. Pero también es una época en la que hay que tener especial cuidado ya que el calor excesivo les puede causar trastornos graves, entre ellos, el conocido como “golpe de calor”.

 

Se trata de un trastorno grave que se presenta en un perro cuando no consigue expulsar más calor del que genera o absorbe, superando su temperatura corporal y afectando al sistema nervioso central. Es una situación de emergencia que requiere tratamiento de inmediato.

 

Te recomendamos tener presente los principales consejos que describimos  a continuación ya que lo más importante es saber identificar los síntomas y actuar rápido en el caso de que tu perro sufra un golpe de calor

 

¿Por qué debemos tener cuidado con el calor?

 

Los perros no sudan como los humanos, sino que lo hacen sólo a través de la boca y de las almohadillas de sus patas dificultando mucho más la autorregulación de su temperatura. Se refrescan únicamente a través de la respiración y del jadeo.

 

¿Qué animales corren más riesgos de sufrir un golpe de calor?

 

  • Animales que hayan sufrido antes algún golpe de calor.

 

  • Animales con sobrepeso, de edad avanzada, los cachorritos y animales con problemas de corazón, respiratorios o enfermos.

 

  • Perros y gatos de nariz chata (Boxer, Bulldog Francés, Pug…).

 

  • Animales sin acceso a agua o sombra.

 

¿Cuáles son los síntomas del golpe de calor en perros?

Hay que estar muy atentos en estas fechas a los posibles síntomas que pueda tener nuestro perro en estas fechas tan calurosas. Entre los principales síntomas se pueden encontrar los siguientes;

 

  • Confusión y aturdimiento.
  • Salivación, gemidos, vómitos, encías muy rojas y fuertes jadeos.
  • Aumento del ritmo cardíaco y diarrea.
  • Tamboleos, tropiezos o caídas.
  • Caliente al tacto y convulsiones.
  • Se tumba y es reacio a levantarse.
  • Temperatura superior a 40ºC.

 

¿Qué hacer en caso de golpe de calor en perros?

Si ves que tu perro sufre alguno de los síntomas detallados anteriormente después de una exposición al sol, lo primero es intentar bajarle la temperatura. Hay que actuar lo más rápido posible. Hay que ponerlo rápidamente debajo de alguna sombra, echarle aire y báñale lentamente con agua no muy fría, primero las patas, luego refresca cabeza y cuello, y cuando haya retomado algo la respiración, báñale completamente. También puedes aplicarle hielo o alcohol en las axilas, ingles y nuca.

 

No hay que obligarlo a beber agua, puede empeorar su estado. Debe ver agua cuando le apetezca.

 

Una vez le haya bajado la temperatura, lo mejor es que lo traigas a la Clínica veterinaria para que podamos descartar posibles daños en órganos internos. Y recuerda no obligarlo a beber, ¡puede empeorar su estado!

 

¿Consejos para evitar los golpes de calor?

 

 

¿Si necesitas más información o te han quedado dudas? Puedes llamarnos al 954 10 46 48. ☎